<< Las pasiones humanas son un misterio: quienes se dejan arrastrar por ellas no pueden explicárselas y quienes no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay seres humanos que se juegan la vida por subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, pueden explicar realmente por qué . . .>>

La historia interminable, Michael Ende

viernes, 26 de agosto de 2016

PASARELAS DEL CAMINO DE MOTFALCÓ AL CONGOST DE MONT-REBEI



PASARELAS DEL CAMINO DE MONTFALCÓ AL CONGOST DE MONT-REBEI 


Después de ascender a los Eristes y recorrer la crestería de Punta del Sable al Bachimala los dos días anteriores, nos tomamos un pequeño descanso y nos vamos hasta Montfalcó, con la intención de conocer parte de la ruta del Congosto de Mont-rebei. 
El antiguo camino, hoy bajo las aguas del embalse de Canelles y que comunicaba la comarca oscense de Ribagorza y la ilerdense de Noguera, separadas por el río Noguera-Ribagorzana, fue restituido hace unos pocos años instalando un par de pasarelas escalonadas que salvan dos verticales paredes y un bonito puente colgante que permite el paso a la vertiente opuesta del río. Será este primer tramo saliendo de Montfalcó el que recorreremos ida y vuelta

Desde Viacamp, (N-230, a medio camino entre Barbastro y Puente Montañana),  por pista, bien señalizada nos dirigiremos a Montfalcó. Tras unos 10 km de pista pasaremos junto a las casas en ruinas del pueblo de Estall, aun nos quedaran otros 5 km para llegar al Albergue de Monfalco, única  casa recuperada y habitada de Montfalcó en la actualidad.
Si no se quiere transitar por la pista hasta Montfalcó, se puede empezar la ruta por la zona catalana desde el aparcamiento de La Masieta. También hay un servicio de taxis si no quieres hacer la ruta de ida y vuelta  

Aparcamos junto al albergue y desde la misma plaza sale el sendero que desciende hacia el barranco de Tartera, por el viejo camino que daba servicio a los viejas tierras de labor. Enseguida pasaremos junto a la única fuente de todo el recorrido

El camino hasta las primeras escaleras, transcurre casi en su mayor parte por bosque de pinos salpicado de madroños y quejigos, algo de agradecer, pues el calor aprieta con fuerza



Llegamos al primer tramo de escaleras que salvan un desnivel de 33 m.

Trazado espectacular en el que la verticalidad se impone


Vista sobre el embalse de Canelles


Último tramo de escalera


Vemos bastantes piraguistas disfrutando del río. Hay un servicio de alquiler de canoas y un embarcadero al que se accede por pista, (2 km), desde Montfalcó 

Nuevo tramo de descenso para aproximarnos al segundo tramo de escaleras. A lo lejos damos vista al puente colgante de Seguer

Lo acercamos con el zoom

Ya estamos bajo el segundo tramo de escaleras, que en varios ziz-zag aun más espectaculares que los anteriores salvan los 55 m de desnivel de esta vertical pared

Incluso en algún paso puntual, la pared está extraplomada



Una vez superado este tramo, se puede ver con claridad lo espectacular de su trazado, antes de descender hasta el puente colgante de Seguer y cruzarlo hasta la otra orilla






Vista hacia el Congosto de Mont-rebei, estamos a mitad de camino y como no es nuestra intención alargar la ruta, (sigue hasta el aparcamiento de la Masieta), desde aquí volveremos de nuevo a Montfalcó 


El trazado del sendero es similar al de la Senda del Cares

Desde esta otra vertiente obtenemos una inmejorable panorámica sobre las escaleras



De nuevo las recorremos al regresar, disfrutando del trazado por partida doble



Albergue de Montfalcó

De regreso a San Juan de Plan, hacemos una pequeña parada para visitar el casco antiguo de Ainsa



Desnivel de subida acumulado: 500 m. aprox.
Distancia recorrida: 7 km.
Tiempo empleado: 3 horas

Realizada el 09-08-16
Componentes: Amparo y Manuel