<< Las pasiones humanas son un misterio: quienes se dejan arrastrar por ellas no pueden explicárselas y quienes no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay seres humanos que se juegan la vida por subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, pueden explicar realmente por qué . . .>>

La historia interminable, Michael Ende

miércoles, 4 de julio de 2018

TRAVESÍA POR EL MACIZO CENTRAL 2ª JORNADA




REFUGIO DE CABRONES - HORCADA DON CARLOS - HORCADA DE CAÍN - HOYO GRANDE CIMERO - HOYO GRANDE - CANAL DE DOBRESENGOS - CAIN  

El día amanece totalmente despejado y tras desayunar en el refugio nos ponemos en marcha sobre las 7,30 de la mañana.  Hoy tras ascender la horcada de Don Carlos, (2413 m.) continuaremos hacia la horcada de Caín o Arenizas Bajas, puerta de entrada al Hoyo Grande y la Canal de Dobresengos, por la que descenderemos de vuelta a Caín

No nos apetece mucho seguir el sendero habitual, (línea de puntos azules) hacia Cabrones y Torrecerredo por el Jou Negro, ya que la pendiente es importante y queremos evitar el ponernos los crampones antes de llegar al Jou de Cerredo, así que utilizamos la canal que esta situada a la izda, (entre el Alto del Jou de Cabrones 2258 m. y el Alto del Jou Negro 2312 m.), que es utilizada para dirigirse hacia el Neverón de Urriellu y la Párdida. Una vez alcanzado el collado entre los Altos de Cabrones y Jou Negro ganamos la loma situada a la izda del Alto del Jou Negro y por ella sin apenas esfuerzo nos incorporamos de nuevo al sendero que se dirige a Torrecerredo


La pendiente de la canal no es muy inclinada y se hace huella suficiente

Una corta trepada nos aúpa a la loma anteriormente citada, es más fácil de lo que aparenta en la foto

Vista atrás

Tras nosotros el Alto del Jou de Cabrones

Al frente tenemos la cumbres del circo de Cerredo, el terreno con pequeños sube y baja no ofrece ninguna dificultad hasta alcanzar el Jou de Cerredo

A nuestra dcha el Jou Negro y las imponentes cumbres de Cabrones y Torrecerredo

Panorámica entre el Neverón de Urriellu y Torrecerredo

Damos vista al Jou de Cerredo con una estampa más propia de invierno o primavera que de verano y hacemos una corta parada para ponernos los crampones, ya que aquí si son absolutamente necesarios


La pendiente de subida hacia la horcada de Don Carlos es bastante fuerte y aunque a partir de la mitad del ascenso la nieve está más blanda y se hace buena huella hay que asegurar cada pisada para evitar un resbalón que inevitablemente nos enviaría al fondo del Jou

En la parte alta la pendiente decrece un poco

Vista atrás

Tras superar la dura panda alcanzamos la horcada Don Carlos, situada entra la Torre del Oso y el Pico Boada que vemos en la foto

Una última mirada a Torrecerredo, antes de comenzar el descenso hacia la Horcada de Caín

Los cerca del centenar de metros de desnivel que descendemos en travesera hacia la horcada de Caín se convierten en el tramo más complicado del trayecto, la nieve por el efecto del sol se torna resbaladiza y tenemos que medir cada paso que damos para no resbalar y perder el equilibrio


Afortunadamente, tras un pequeño susto sin consecuencias, alcanzamos la horcada de Caín sin complicaciones

Las vistas desde la horcada hacia el Urriellu y la Morra son de lo mejorcito

Horcada de Caín, al fondo la de Don Carlos y el Pico Boada

Jou de Arenizas y Pico Urriellu

Hacia la vertiente del Jou Grande Cimero, por donde bajaremos, vemos las grandes cumbres asociadas al Llambrión , segunda cumbre más alta del macizo tras  Torrecerredo

Seguimos manteniendo los crampones por precaución, pero se hace buena huella y la pendiente no es tan pronunciada como las anteriores

Poco a poco vamos descendiendo hacia la gran depresión formada por el Hoyo Grande


Al fondo, a la salida del valle se intuye la cumbre de Peña Santa


El tramo de máxima pendiente está libre de nieve



Vista atrás

Vista atrás

 A cada paso que damos parece que nos vamos volviendo pequeñas hormiguitas ante la inmensidad del lugar



Cuesta creer que pueda crecer el verde entre tanta caliza

Vista atrás

Sin prisas y disfrutando del momento vamos entrando en el Jou Bajeru, donde tenemos que ganar algo del altura hacia la Garganta del Jou Grande, siempre rodeando la falda de la torre de Pamparroso

Un último vistazo atrás, con la afilada cumbre del Picón en el centro de la foto

Al inicio de la Canal de Dobresengos, seguimos los jitos bordeando la Torre de Pamparroso. Al frente vemos las primeras cumbres del Cornión y con el zoom exploramos la cumbre del Cuvicente en busca del "ojo de buey" que lo atraviesa   

Ojo del Cuvicente

Vista atrás

Tras salvar la primera zona de pedreras buscamos un hombro de hierba y caliza que divide la canal en dos y por donde se baja de forma cómoda, evitamos así las pedreras de la izda por las que también hay sendero y se baja de forma rápida, pero que no son muy del gusto de Amparo

Ambos senderos están jitados y son igual de validos



Las pedreras van quedando atrás y los senderos se unen. Nos cruzándonos con los únicos montañeros que veremos en toda la ruta

Otra foto hacia el Cuvicente, en ella se aprecia a simple vista el Ojo de Buey que la atraviesa


El sol aprieta con fuerza y el pequeño hayedo situado justo encima de El Canalón nos servirá para tomarnos un pequeño respiro

En la entrada de El Canalón hay dos opciones, bajar por su riega o por el hombro izdo, cualquiera de las dos es valida. Nosotros bajamos por la riega aprovechando la sombra

Sorprendemos un rebeco enriscado en una de las paredes

Bajada por el Canalón

Vista atrás


Vista atrás

Continuamos descendiendo ahora por la vertiente dcha de la canal


De nuevo en la margen izda damos vista al punto donde el sendero se bifurca. Por cualquiera de ellos se puede retornar a Caín, bien siguiendo el sendero superior a través del Sedo Mabro o descendiendo la parte final de la Canal de Dobresengos. Optamos por seguir descendiendo la canal hasta el final, ya que el Sedo Mabro lo conocemos de anteriores ocasiones

Pero antes realizaremos una breve parada el la fresca fuente del Torno para saciar la sed

Seguimos el descenso hacia el Cares, el sendero serpentea a un lado y otro del arroyo buscando los pasos más accesibles, ya que  la parte baja de la canal es más angosta y escabrosa

Pequeños pozos de aguas cristalinas nos invitan a darnos un chapuzón, pero la baja temperatura del agua nos disuade de ello

Vista atrás

El final esta cerca, pero parece que no llega nunca


Al fin llegamos a la cabaña de la majada de Casielles, el fin esta cerca


Cruzamos el puente sobre el Cares y nos incorporamos a la senda del Cares regresando por ella a Caín






Desnivel de subida acumulado: 680 m aprox.
Desnivel de bajada: 2250 m. aprox.
Distancia recorrida: 12,5 km
Tiempo empleado: 7 horas

Realizada el 24 - 06 - 18
Componentes: Amparo y Manuel