CUNIO

 

LA MATOSA - VALLE DEL RÍO COLOR - RIEGA TRONCEDA - COLLADO PANDACÉU - COLLADO SERAYÓN  - TAMECES - PICO CUNIO - PANDACÉU - OGAVIA - PRADUELA - LA CANAL - LA MATOSA 

 Link de descarga en Wikiloc

 

Esta ruta no es difícil técnicamente, pero si hay varios factores a tener en cuenta si quieres embarcarte en ella. Es un recorrido largo, alrededor de unos 18 km, aunque la mitad de él se realiza a través de buenas pistas. En el resto, como en la segunda mitad del barranco del río Color y la riega Tronceda, hay marcas de pintura que ayudan a seguir una senda inexistente con bastante fiabilidad hasta el vadeo a la margen izda del río, según el orden de marcha. Una vez que cruzamos el río, afrontamos la parte más comprometida del recorrido sin hallar marca alguna, apareciendo luego de forma intermitente en la riega Tronceda. Recomiendo a quien realice esta ruta evitar la época estival y realizarla en sentido antihorario, tal como hemos hecho nosotros, ya que el barranco del río Color es el tramo de más dificultad.

El punto de salida más habitual para subir al Cunio, parte de la Collada Moandi, desde donde ya hemos subido un par de veces, o desde Ambingue, de eso hace ya bastantes años, pero hoy elegimos salir de La Matosa, aldea encaramada a caballo de la sierra que separa los valles del río Color y del río Tendi y a la que llegamos desde Sevares por la AS- 339, cogiendo un desvío a dcha, en el puente La Matosa, tras pasar el km 4 y aparcando unos 200 m antes de llegar al pueblo

Pasamos el barrio del Xerru y alcanzamos un cruce de caminos del que sale una pista a la derecha que se adentra en el valle del río Color

Nos llevará una hora recorrer los 4 km que hay desde la salida al final de la pista en Les Cuerries

En la vertiente opuesta del valle varias hembras de venado pastan al sol tranquilamente



Cabaña de la Cerezal



Apenas hemos ganado 60 m. de desnivel en 4 km. cuando llegamos a les Cuerries, fin de pista, cruzamos el río por un puente de madera y seguimos su margen durante un breve trayecto.


De nuevo cruzamos el río por un puente precario para acometer un corto y duro repecho hasta alcanzar las cabañas de Ordiales


Ya comenzamos a ver las marcas de pintura. 


Ordiales, esta es la última cabaña, reconocible por la puerta de hierro procedente de un barco

Nada más dejar atrás la cabaña  llegamos a una bifurcación, no vemos marcas, pero hay que seguir el sendero más bajo

Vamos cruzando varias riegas sin apenas ganar altitud

En esta zona hay marcas de pintura que ayudan a seguir el trazado. Estamos inmersos en un bosque con abundantes hayas, tejos, avellanos y algún que otro carrasco, quizás, es la zona más bonita del recorrido




Poco a poco el valle se va cerrando. Transitamos por una pina ladera,  50 m. por encima del cauce del río hasta darnos de bruces con un paredón que nos corta el paso
 

Al llegar al paredón tenemos que descender hasta el río y atravesarlo

Bajamos al río pegados a la pared

Tras cruzar el río no encontramos las marcas de pintura, si es que las hay, y nos entran las dudas. Estamos en lo más profundo del barranco, no es viable seguir por el cauce y el GPS no es del todo fiable, tirando un poco de intuición remontamos de frente la ladera, en busca de marcas de pintura o rastros de senda. Cuando llevamos unos 40 m. de desnivel vemos un pequeño rastro de senda horizontal y lo seguimos, parece que va en la buena dirección


Volteamos un pequeño canto y esto es lo que vemos hacia delante, de primeras nos parece impracticable, pero tras analizarlo con más cuidado, vemos que el rastro desciende un par de metros desde nuestra posición y poco a poco va apareciendo la senda donde parecía que no había rastro alguno de ella

Dejamos atrás la zona complicada y entramos de nuevo en el bosque, de nuevo aparecen las marcas de pintura. Al poco alcanzamos la riega Tronceda. 
Nuestra primera intención era seguir el curso del río hasta el final, subir al collado Piedrafita y crestear luego hasta el Cunio, pero falta un buen trecho todavía y casi tardamos 3 h. en llegar hasta aquí de modo que decidimos variar la ruta sobre la marcha y subir por la riega Tronceda  hasta el collado de Pandacéu. Aún nos quedan 700 m. de desnivel hasta la cumbre y en caso de que pinten mal las cosas, desde  Pandacéu, tenemos pista para regresar a La Matosa

Subimos por la Riega Tronceda por donde mejor nos parece


Alcanzamos un prado, donde quedan restos de alguna cabaña y damos vista al collado Pandacéu, nos parece que llegaremos a él sin mayor problema


Volvemos a encontrar marcas de pintura y al poco las perdemos de nuevo, no importa, ya tenemos claro nuestro objetivo

Llegamos a un punto donde se unen dos riegas, cruzamos la de la izda y progresamos por la ladera derecha de esta, a veces por zona de pradera y otras buscando la protección de la hayas para evitar las árgomas

En la zona boscosa volveremos a reencontrarnos con las marcas de  pintura

Por fin llegamos a Pandacéu, es la 1,45 de mediodía, hace más de 4 h. que salimos de las Matosas y nos quedan todavía unos 2,5 km y 370 m. de desnivel hasta la cumbre, así que sin pausa cogemos la pista y seguimos por ella hasta la cabaña de Tameces, donde finaliza

Vista atrás desde la pista a la  riega de Troncedo

Desde el collado Serayón pisaremos nieve hasta la cumbre

Traemos crampones por si acaso, pero no serán necesarios. Este tramo de pista desde Pandacéu no parece que lleve mucho tiempo abierto, al menos no lo reflejan los mapas ni las ortofotos



Al llegar a la braña Tameces donde hay una cuidada cabaña declinamos subir por la panda hacia el colláu Espinu y acortamos atravesando el serrón del picu la Bandera



Vista atrás desde la cumbre del Cunio, una vez pasado el corto tramo de hayedo solo tardamos 10 minutos en llegar a la cumbre

A las 3 de la tarde alcanzamos la cumbre, la temperatura es buena y hacemos parada para comer mientras disfrutamos de la vistas antes de emprender el regreso a La Matosa

Pico Cunio 1264 m.

Vista hacia Picos de Europa


Vistas al Sur



Las vistas al Oeste alcanzan a divisar el macizo de Ubiña, que aunque a la vista, me quedo fuera del encuadre

Regresamos retrocediendo sobre nuestros pasos hasta Pandecéu




Desde Tameces o Sotameces ya es todo pista hasta  la Matosa



Una vez dejamos atrás la nieve el camino se vuelve más cómodo




En la Praduela la pista se bifurca y hay que seguir la pista de la derecha




Desnivel de subida acumulado: 1100 m aprox.
 
Distancia recorrida: 18 km.
Tiempo empleado: 8,45 horas

Realizada el 11 - 02 - 2023
Componentes: Amparo y Manuel


Comentarios

LO MÁS VISTO

DE URDÓN A TRESVISO POR EL JORÁO

TRAVESÍA POR EL MACIZO CENTRAL

DE CUENCA A ALBARRACÍN EN COCHE